ENFOQUE DE GENERO 

Al desempeñarnos en espacios de decisión, trabajamos por garantizar que se aborden las diferencias de género que afectan a todas las facetas del desarrollo y repercuten en las mujeres y las niñas.

Las mujeres están impulsando la red global de mayor impacto, cambio sistémico y resiliencia social y ambiental. Desde su papel como salvaguardas de la biodiversidad y recursos naturales hasta el liderazgo que están ejerciendo en puestos de alto nivel y decisión. Sin embargo, es necesario incrementar la participación femenina en todos los niveles de la economía y las políticas públicas, facilitarles el acceso a la educación (STEM) y a la tecnología y, fundamentalmente, proporcionarles los medios necesarios para su pleno desarrollo.

El cambio climático afecta de manera desproporcionada a las mujeres, especialmente las que viven países en desarrollo. Sin embargo, las mujeres son agentes de cambio que, aunque no siempre han sido valoradas e incluidas en procesos de toma de decisión sobre temas ambientales, potencian soluciones sostenibles e inclusivas que benefician a todos.

Las mujeres son agentes de conservación esenciales y juegan un papel protagónico en la reducción de la pérdida de la naturaleza. Ellas realizan una gran cantidad de actividades que contribuyen a la conservación de los recursos terrestres y marinos, y además tienen saberes y conocimientos específicos que potencian el uso y manejo sostenible de las especies de fauna y flora silvestres.

La participación de las mujeres en el sector privado de los países es esencial para construir mejores economías y a su vez, mejorar la vida de las mujeres, de los hombres, de las familias y de las comunidades alrededor del mundo.

En el mercado laboral digital se están reproduciendo ciertos patrones del mercado laboral tradicional: existe una menor participación laboral femenina y los hombres y mujeres tienden a segregarse en distintos trabajos. Las mujeres hacen un uso más limitado de los dispositivos digitales y de internet (tecnologías TIC), incluida la participación en la economía gig. Este rezago en las habilidades digitales básicas limita la posibilidad de obtener los beneficios que ofrece la tecnología.

La diversidad de género permite mejorar el rendimiento de las organizaciones. Diversas investigaciones de ONU Mujeres, Pacto Global, agencias de Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial lo vienen demostrando con evidencias. Asimismo, los gobiernos reconocen que la inclusión de la mujer es clave para el desarrollo y que alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los planes nacionales de desarrollo depende de la equidad de género.

Desde Fundación PuntoGov promovemos la inclusión de género en cada uno de nuestros proyectos y programas de acción. 

Particularmente, nos enfocamos en las siguientes áreas:

  • Liderazgo corporativo

  • Participación de mujeres en la cadena de valor

  • Mayor participación en la toma de decisiones de nivel político

  • Acceso a la tecnología y herramientas de innovación

Mujer mirando por la ventana